¡Hola!

Bienvenida a mi blog. Sígueme y prepárate para sudar y sonreír

Mi primera media maratón y 5 consejos para que corras la tuya

Mi primera media maratón y 5 consejos para que corras la tuya

Cómo quizá ya sepáis he pasado las últimas 6 semana entrando para correr una media maratón. Nunca antes había pasado de correr más de 10km y lo veía como algo imposible, o más bien algo innecesario. Sin embargo, un par de meses atrás me empezó a entrar el gusanillo y pensé que quería volver a sentir lo mismo que cuando crucé mi primera línea de meta de los 10 km.

El pasado domingo se celebró en Potsdam la misma carrera que se había celebrado el año pasado y donde corrí mis primeros 10 km y me dije "ésta es la mía, éstos van a ser mis primeros 21 km". Sin pensármelo mucho me apunté y seguí un plan de entrenamiento de 6 semanas que ni mucho menos fue como lo había planeado. Me fui de viaje, tuve visita, tuve pequeñas lesiones y pensé que iba bastante mal preparada. 

Así que nada, el domingo me presenté en la línea de salida pensando que lo intentaría, que pararía probablemente al kilómetro 3 como había hecho en los dos últimos entrenamientos porque me dolía en talón y rodilla izquierdos. Sin embargo no fue así, estar allí rodeada de toda esa emoción y apoyo, corredores sonriéndose los unos a los otros me dio fuerza y aún dolorida no quise parar. Sabía que si de verdad estuviese lesionada no hubiese seguido, y que si mi cuerpo y cabeza me decían que siguiese era por algo.

Hacía mucho calor, mucho más que la edición anterior en junio de 2015. Los primeros 10 km de ruta fueron nuevos, y los últimos 10 km fueron los mismos que corrí la vez anterior. Durante el primer tramo estuve emocionadísima y corrí ligera hasta que me entró un golpe de calor. Así que hacia los 11 - 12 km decidí pensar en que llegaría hasta los 16 km y ahí me tomaría un gel energético, y una vez ahí solo me quedaría una carrerita ligera de 5 km como las que puedo hacer cualquier día nada más salir del trabajo después de un día de cansancio. Y eso hice, haciendo parada cuando daban agua o fruta y continuando aunque fuese a trote ligero en las cuestas o momentos más calurosos.

Ha sido una experiencia increíble y a pesar de estar dolorida quiero apuntarme a otra ya mismo. Quién sabe, quizá cae algún maratón en un futuro no muy lejano :)

Os dejo aquí también un par de cosas que aprendí y que haré mejor la próxima vez. Y si aún no habéis experimentando los 21 km os lo recomiendo sin duda.

 

 

¿Qué haría mejor en mi próxima media maratón?

 

1- Entrenar con más tiempo

Como estaba en forma y solía a correr a menudo pensé que 6 semanas serían suficientes. Encontré en internet un plan de esa duración y lo seguí pero para la próxima vez me gustaría entrenar con el objetivo en mente durante más tiempo para así no estar agobiada si surgen imprevistos. 

2- Andarme con más ojo y cuidar mi cuerpo.

Una semana antes corrí una carrera de 5 km con mi empresa y como estaba con ganas las corrí rápido y no presté mucha atención a los pre y post estiramientos. Esa misma noche empecé ya a notar dolor en el talón y al instante supe exactamente porqué era. Como última intentona la noche anterior de la media maratón fui a darme un masaje tailandés, que son una maravilla para los músculos y articulaciones, y la verdad es que me ayudó mucho.

3- Llevarme unas chancletas para después de la carrera

Poco que decir, os dejo una foto que lo dice todo jaja. Con los pies recalentados dentro de las zapatillas tuve que volverme a casa. Mi novio, que ya lleva dos maratones a sus espaldas iba tan fresco con sus chancletas...¡¿cómo no se me ocurrió?!

Aquí me veis con las zapatillas en la mano, ojalá hubiese llevado chancletas!!

 

4- ¡¡¡Pedicura!!!

Siempre intento correr con las uñas de los pies cortadas al ras. A nada que estén unos milímetros más largas ya me suelen dar problemas y con el roce del calcetín y la zapatilla me causan molestias a veces. La noche anterior pensé en cortármelas pero luego pensé que quizá podría ser contraproducente cortármelas la noche anterior y dejar algo mal limado y que me hiciese daño. Mi consejo: cortáselas 2-3 días antes para poder tantear si algo está puntiagudo o afilado y llegar al gran día con una pedicura cómoda. Yo no lo hice y por eso tengo ahora dos uñas medio azules/negras que me dan terror pensando que se pueden caer.

 

5- Llevarme una gorra si hace sol

No tengo gorra pero desde luego voy a comprarme una tras la experiencia del pasado domingo. Hubo tramos muy largos sin sombra y ahora tengo el cuero cabelludo ligeramente quemado. He oído que existen sprays para el pelo con protección solar pero creo que la próxima vez optaré por una buena gorra.

 

Si estás pensando en correr una media maratón y quieres que compartamos experiencias no dudes en escribirme!

 

Segundos antes de cruzar la meta

Despacito pero sin parar :)

Mis imprescindibles: Qué ver en Barcelona

Mis imprescindibles: Qué ver en Barcelona

Mis favoritos 'happy' de Mayo

Mis favoritos 'happy' de Mayo