¡Hola!

Bienvenida a mi blog. Sígueme y prepárate para sudar y sonreír

Mis primeros pasos... Y abdominales, y flexiones...

Mis primeros pasos... Y abdominales, y flexiones...

Hoy he titulado este post "Mis primeros pasos, abdominales y flexiones" porque tengo que admitir que el cambio a una vida sana fue tan difícil como puede ser para un niño empezar a caminar. No quiero asustaros ni mucho menos, pero es importante tenerlo en cuenta en los momentos de bajón. Te costará a ti como me ha costado a mi y a todo el mundo! Así que no es excusa para tirar la toalla :)

Os dejo una lista de cosas que hice para prepararme mentalmente y asegurarme de que esta vez no lo iba a dejar a medias. 

 

  • Leer sobre el tema:

Os puedo asegurar que mi contacto con el mundo del deporte había sido muy reducido hasta el momento. Sabía diferenciar entre abdominales y flexiones pero poco más, así que empecé a leer blogs, libros y todo lo que me encontraba por internet para poder contrastar opiniones.

Mi tío, que vive en NY, me recomendó un libro de un entrenador americano que había desarrollado un programa de 12 semanas que había tenido mucho éxito en los 90 y con el que mucha gente había conseguido cambiar su cuerpo. Lo pedí en Amazon y me lo leí, pero tengo que admitir que no seguí el programa. Sin embargo, me sirvió para darme cuenta de que no se pueden conseguir resultados solo haciendo ejercicio, sino que tiene que ser un cambio de rutinas en tu día a día (desde la comida hasta decisiones como coger el metro vs. caminar)

De este libro también tomé un buen consejo: coge papel y boli, siéntate el rato que necesites y escribe punto por punto todas las razones por las que necesitas este cambio. Para mi esto fue la clave, ya que eran razones de peso (por ejemplo acabar con la ansiedad), y las recuerdo cada vez que me salto días de entrenamiento para ayudarme a volver a la rutina.  

Condición Física para vivir mejor de Bill Phillips

Y por otro lado, buscando en blogs y recursos online comencé a escuchar el término Clean Eating, del que no sabía nada.  Entendí que no era una dieta, sino una forma de cambiar por completo tu alimentación y seguir comiendo en las cantidades habituales recomendadas (5 comidas al día). No os voy a pasar ningún link ya que yo fui cogiendo consejos de diferentes sitios, pero os recomiendo que lo busquéis ya que hay buena información en Google, y hablaré de ello en un próximo post.

 

  • Ver documentales

Bueno, en general soy super fan de los documentales y esta vez no iba a ser menos, me lancé a Netflix y Youtube a buscar información útil para mi fitness journey. En este punto tengo que decir que iba ya un poquito avanzada cuando empecé ya que unos meses atrás había estado investigando sobre la industria cárnica y su funcionamiento, lo que me hizo dejar de comer carne (y así he seguido hasta ahora). Así que no me asusté al conocer la cantidad de toxinas y sustancias nocivas que muchos productos de supermercado pueden contener. 

Sobre la importancia de una dieta predominante en el consumo de frutas y verduras me vi en Netflix el documental de Joe Cross titulado Fat, Sick and Nearly Dead, en el que cuenta su fascinante transición de una alimentación "normal" a una dieta basada en vegetales.

Página web de Fat, Sick and Nearly Dead

 

 

  • ¡De cabeza al gimnasio!

Así como desconocía toda la teoría sobre estos temas, tampoco sabía por donde empezar y el gimnasio me daba pánico. Había estado apuntada en 4 gimnasios diferentes (el primero a los 16 años) pero por vergüenza o timidez nunca me había atrevido a preguntar a los monitores y sacarle partido a mis carnets del gimnasio. Iba, subía a la bici elíptica, me daba algún paseo, utilizaba la máquina de bíceps como me parecía, me daba otro paseo más...

Y bueno, esta vez finalmente escogí un gimnasio que me quedaba de camino al trabajo (super importante!) y pedí que me hiciesen un plan de ejercicios. Incluido en mi matrícula iba también un health check que me sirvió para comparar resultados unos meses después (IMC, porcentaje de grasa, de masa muscular...). Si es tu primera vez en un gimnasio, y con primera me refiero a primera vez en serio, no lo dudes y habla con los entrenadores, ellos estarán encantados de guiarte y son los que mejor pueden definir un plan de entrenamiento exclusivo para tus necesidades.

Y hablando de empezar a moverse, un cosa que desaconsejo siempre que me preguntan es buscar videos de ejercicios para hacer en casa si no tienes una buena base de cardio ni se conocen los ejercicios y posiciones. Una vez llegué a mi forma ideal, hubo un par de meses que seguí vídeos en casa por falta de tiempo, pero conocía absolutamente todos los ejercicios que estaba realizando y pude así evitar lesiones.

Por el resto... poco más. Mantuve mi mente fuerte, enfocándome en qué quería conseguir, porqué y cómo iba a conseguirlo, y me lo repetía cada vez que no me apetecía ir al gimnasio o que quería volver a mis antiguos hábitos. Con esto bien claro, ¡estamos listas para sudar!

Aquí justo antes de empezar la Nike Women's Run en Berlín el año pasado. Emocionalmente fue una experiencia increíble!! 

Aquí justo antes de empezar la Nike Women's Run en Berlín el año pasado. Emocionalmente fue una experiencia increíble!! 

Clean...¿qué? - Comer sano para no hacer dieta

Clean...¿qué? - Comer sano para no hacer dieta

Mis errores y aciertos en el camino a un cuerpo fuerte

Mis errores y aciertos en el camino a un cuerpo fuerte