¡Hola!

Bienvenida a mi blog. Sígueme y prepárate para sudar y sonreír

Vivir con ansiedad

Vivir con ansiedad

Hoy cogí un vuelo de Madrid a Berlín y llevaba conmigo un libro de Rafael Santandreu titulado Ser feliz en Alaska. Santandreu es un psicólogo que estudia la rama de la psicología cognitiva y explica de forma sencilla y actual los principios de ésta.

Me encanta leer libros de lo que a mi parecer está erróneamente denominado "autoayuda" y a lo que yo llamaría "autoconocimiento". Pienso que esa denominación está estigmatizada y desvirtúa el concepto, ya que ayuda implica estar en una situación de crisis y soy de la opinión de que el auto-conocimiento y el aprendizaje de la inteligencia emocional debería enseñarse en los colegios desde pequeños y no hace falta esperar al primer ataque de ansiedad para buscar esa ayuda o información. 

Leyendo uno de los capítulos, titulado "Estados de ánimos más estables", recordé cómo me sentí la primera que sufrí de ansiedad y pensé que ojalá hubiese tenido ese libro en mis manos. Sin embargo, gracias a la ayuda de una maravillosa psicóloga que me descubrió la psicología cognitiva he sido capaz de ir construyendo herramientas con mis propias manos para poder ir solucionando nuevas situaciones en la vida y mantener la cordura al mismo tiempo.

Cuanta más gente conozco, más me doy cuenta de que la ansiedad es la enfermedad del siglo XXI y que el ritmo de vida actual no hace excepciones, y todos hemos caído o caeremos alguna vez en un estado ansioso. Cuando me tocó a mi, me asusté mucho y viví bastante tiempo asustada por la idea de que aquella sensación horrible volviese. No es que me guste hablar de ello, de hecho es todo lo contrario, pero me he dado cuenta de que hablar de ello es lo que me ha ayudado a ser feliz, superarlo y aceptarme. Por eso mismo si alguna vez noto que alguien que me rodea puede estar sufriendo de ello no tengo problema en abrirme y contar por lo que yo he pasado.

Santandreu hablaba en este capítulo sobre cómo el miedo a sufrir un ataque de ansiedad es nuestro peor enemigo ya que nos hace estar más pendientes de cada reacción de nuestro cuerpo y el miedo a sufrir de nuevo esa sensación tan extraña nos genera un constante estado de desasosiego y vivir con temor. La solución que Santandreu proponía es algo de lo que yo me di cuenta hace muchos años: la aceptación de nuestros sentimientos, en este caso de la sensación ansiosa.

Muchas veces nos machacamos a nosotras mismas, queremos ser buenas amigas, buenas novias, buenas hijas, hacer un buen trabajo... y eso está genial, pero debemos entender que es normal fallar, que es normal cometer errores y sobretodo que es normal no sentirse bien todo el rato.

Si sufrís o habéis sufrido alguna vez de ansiedad y vivís con éste miedo me gustaría repetiros que es algo absolutamente normal, que no es tan terrorífico como parece y sobretodo que es posible vivir con ansiedad ya que una vez que le quitas importancia, ¡desaparece! En mi caso, creo que soy una persona bastante susceptible de sufrirla dada mi personalidad, sin embargo hace años ya que no es un problema para mí y cuando se dan ciertas situaciones en las que intenta salir a flote automáticamente me digo -"ja, yo soy más fuerte"- y a los pocos segundos la sensación se desvanece.

Muchas veces la situación en la que nos encontramos no nos permite ir a un psicólogo, o no se da la situación ideal para abrirnos con alguien de confianza y contarle cómo nos sentimos, y por eso me gustaría hacer hincapié en el poder de la psicología cognitiva si alguna vez os ha preocupado o se ha asomado a vuestras vidas la ansiedad o la depresión.  Como se explica en el libro, el ejercicio mental sería aceptar el sentimiento cuando ocurre. Podemos pensar "vale, me encuentro triste de repente pero soy humana y es normal. Esto mismo le estará pasando a un montón de personas como yo ahora mismo". Una vez nos despreocupemos, será más fácil dirigir nuestro pensamiento hacia otra tarea. El miedo desaparece y la sensación ansiosa se irá disolviendo gradualmente.

Los libros de Santandreu son muy cercanos y muy fáciles de aplicar a nuestro día a día, pero hay un montón de libros sobre esta rama. Es algo que podemos aprender nosotras mismas y nos proporcionará unas guías para ir construyendo las herramientas necesarias para convertirnos en mujeres fuertes dueñas de nuestras vidas, ya que ni la ansiedad ni la depresión se merecen que se las regalemos.

 

Mis favoritos 'happy' de Mayo

Mis favoritos 'happy' de Mayo

Diario de mi primera media maratón: Semanas 2 y 3

Diario de mi primera media maratón: Semanas 2 y 3