¡Hola!

Bienvenida a mi blog. Sígueme y prepárate para sudar y sonreír

Ya estoy en el gimnasio, ¿y ahora qué?

Ya estoy en el gimnasio, ¿y ahora qué?

Las primeras veces en los gimnasios no son fáciles. Un montón de máquinas, gente entrando y saliendo de clases, todo el mundo parece que sabe lo que hace, y yo... ¡¿por dónde empiezo?!

Lo mejor es siempre hablar con un monitor, que nos hagan un chequeo rápido y nos den instrucciones, pero también hay un par de cosas que debemos tener en cuenta para hacer seguimiento de nuestro propio progreso:

  • Hay que ir pasito a pasito pero siempre desafiando al cuerpo. Empieza con algo que te cueste, aunque sea muy ligerito si te cuesta ya estás poniendo a prueba a tu cuerpo, y poco a poco cambiar tu rutina cuando el ejercicio que estás haciendo empiece a no ser un desafío.
  • Encuentra un ejercicio que te guste y juega con las intensidades. No tienes porqué meterte en la cinta de correr si te aburre, puedes por ejemplo ir a una clase de Body Pump (con música, entrenamiento con peso y coreografía) e ir aumentando peso para no estancar el progreso.
  • Siéntete cómoda. Cualquier cosita nos puede animar, desde llevar una ropa bonita que nos guste hasta hacernos una bebida casera para refrescarnos durante el entrenamiento.  A mi me ayuda mucho entrenar con música, me hago un montón de playlists y me dan una energía increíble. Me he comprado unos cascos inalámbricos que me alegran cada vez que voy, no os imagináis cómo cambia el juego sin cables de por medio!

Con esto dicho, el resto es constancia y fuerza de voluntad, y...conocer las posibilidades que nos ofrecen los gimnasios, que os cuento a continuación:

 

  • Entrenamiento con máquinas de peso

Cuando preguntas a un monitor suelen recomendarte un circuito de máquinas para trabajar grupos específicos de músculos. Suelen meter un par de brazos, piernas, abdominales... aunque tú les puedes guiar contándoles cual es tu objetivo y ellos te asesorarán. Suelen recomendar comenzar con unos 15 minutos de cardio de calentamiento para no perder energía y poder darlo todo en las máquinas. Haciendo pausas cortas entre máquina y máquina mantienes tu corazón latiendo, muchas veces a intensidades similares a hacer cardio y es por esto que es un buen entrenamiento, al contrario de la creencia popular de que levantar peso es solo para sacar músculo. 

Si nuestro objetivo es perder grasa también podemos rematar el entrenamiento con un poquito más de cardio, siempre escuchando a nuestro cuerpo ya que no queremos reventarnos y no volver al gimnasio nunca más!!

  • Entrenamiento con el propio peso del cuerpo

El famoso BBG (Bikini Body Guides) de la entrenadora Kayla Itsines que está dando la vuelta al mundo se basa en este tipo de ejercicios junto con entrenamiento de intervalos de alta intensidad y cardio de intensidad moderada. De estos ejercicios hemos oído hablar mucho, entre ellos la dichosa plank, los burpees, flexiones, sentadillas, zancadas... Son ejercicios muy buenos porque con una buena tabla puedes ejercitar músculos que no ejercitas normalmente con solo actividades de cardio.

Por experiencia propia recomiendo aquí que un monitor te supervise los movimientos la primera vez, ya que yo me hice daño en las rodillas haciendo mal las zancadas o lunges.

  • Entrenamiento con máquinas de cardio

Esto me gusta mucho sobre todo después de un día estresante en el trabajo. Me relaja mucho correr aunque siempre intento combinarlo con otros ejercicios específicos. Para perder grasa es importante variar las rutinas y mezclar esto con otro tipo de ejercicios. Jugar con las intensidades es también clave ya que si todos los días nos subimos a la cinta y corremos a la misma velocidad llegará un momento que esa intensidad será una zona de comfort para tu cuerpo.

  • Clases de alta intensidad

Yo hice muchas de estas al principio de empezar en el gimnasio (cuando empecé en serio quiero decir jajaja).  Te fuerzas a continuar la clase y a continuar moviéndote, cosa que no pasa en la cinta de correr, donde se necesita más fuerza de voluntad para no pulsar el "stop". Cada gimnasio ofrece clases diferentes y lo mejor es probarlas todas hasta que encuentres tus favoritas. Lo bueno de esto es que los monitores van cambiando los ejercicios y las intensidades con lo cual si eres primeriza no tienes que preocuparte de ir ajustando las intensidades por tu cuenta.

  • Clases de estiramientos y relajación

Y después de tanto ejercicio es súper necesario el tiempo de recuperación. Se suelen ofertar clases de yoga y pilates y a veces clases de estiramientos bajo diferentes nombres (Healthy Back etc.) Todas ellas son muy beneficiosas para la recuperación y flexibilidad, aunque si no quieres pasar tiempo en una clase de baja intensidad y prefieres hacerlo por tu cuenta asegúrate de dedicar el tiempo necesario a relajar y estirar tus musculitos!

 

Espero que haya sido de ayuda, ahora toca darlo todo!! Me marcho al gym ;)

 

Mis favoritos 'happy' de abril

Mis favoritos 'happy' de abril

Smoothies de 3 ingredientes

Smoothies de 3 ingredientes